Valderredible: recorrido en coche por las ermitas rupestres y el rómanico rural.

El Valle de Valderredible situado en el sur de Cantabria, contiene un patrimonio histórico bien conservado destacando numerosas ermitas rupestres, estando considerado el más importante ejemplo en España y uno de los más importantes de Europa.

Además, cuenta con un rico patrimonio de románico rural, bosques de robledales como el Monte Hijedo, centros de interpretación y el atractivo de los pueblos que debido al descenso demográfico de la zona, no han vivido el boom de la construcción y eso ha hecho que los pueblos se mantengan bien conservados y bonitos.

Recorrer esta zona es estar al aire libre buscando ermitas y necrópolis rupestres, que unas veces se encuentan bien señalizadas y accesibles y otras no, iglesias románicas, pasear por bonitos pueblos sin turistas, darte un chapuzón en el Ebro, y ¡muchas cosas más!

Todo esto hace, que con la situación actual, sea un lugar ideal para ir a pasar el día, huyendo un poco de la masificación de la costa, respetando a los locales lógicamente,y con las medidas higiénicas adecuadas. Así que te voy a contar las paradas que hice el fin de semana pasado que estuve recorriendo la zona.

**INICIO DE RUTA: Empezamos el recorrido dirección Santa María de Valverde ya que allí se encuentra el centro de interpretación del rupestre donde nos dan toda la información sobre las ermitas, necrópolis y recorrido. (Carretera CA-273). Hicimos unos 250 km el día.

1. Cezura

Al salir de la autovía en dirección al centro de interpretación, entramos directamente por Palencia por donde pasamos por pueblos muy bonitos que son Canduela, Quintanilla de las Torres y Cezura.

Cezura, es un enclave de Palencia en Cantabria, que sigue perteneciendo a Palencia por haber pertenecido al marquesado de Aguilar y Villena y nos pareció muy curioso y paramos a verlo.

La Iglesia de Santiago Apóstol, se ve desde la carretera es una iglesia románica del siglo XII que ha sufrido varias modificaciones a lo largo de los años, el interior es muy pequeño y bonito, tuvimos la suerte de encontrarla abierta porque precisamente era el día de Santiago e iba a haber misa y varios vecinos del pueblo nos estuvieron contando anécdotas.

Por otro lado en el límite de Palencia y Cantabria, pero perteneciente a San Andrés de Valdelomar, a 300 metros de Cezura, se encuentra el Cuevatón, una de las primeras ermitas rupestres (cueva – ermita) de interés que para visitarla hay que ir andando por un sendero que no está bien acondicionado.

Se trata de una impresionante cueva natural, con inscripciones grabadas en los muros, que pudiera haber sido habitada por una comunidad monástica pequeña.

Una de las cosas más interesantes de esta ruta es precisamente buscar las cuevas, ermitas o necrópolis pero nosotras decidimos ver las más accesibles que ya son unas cuantas. Por lo que no puedo asegurar que se pueda ver bien, porque debe estar un poco abandonada. ¿Te animas a buscarla?

Cezura – Palencia

2. Santa María de Valverde

La siguiente parada la hicimos en Santa María de Valverde, allí se encuentra la ermita rupestre del mismo nombre y denominada la catedral de las iglesias rupestres, es la única que todavía tiene culto.

Primeramente se visita el centro de interpretación donde en la entrada principal se puede ver cual es el recorrido a seguir, compuesto por las principales ermitas y necrópolis y después nos cuentan un poco más sobre como surgió la cultura de las ermitas en las rocas.

Centro de interpretación

Junto al centro de interpretación se encuentra la iglesia rupestre que está protegida por una cubierta que hace que pierda un poco el encanto exterior, pero así todo está muy chula y por dentro es preciosa. Las necrópolis medievales se encuentran en la parte alta y junto a la iglesia. La visita es guiada y conjunta al precio de 2 euros por persona. (julio 2020)

3. Castrillo de Valdelomar

Seguimos en poblaciones pequeñitas, esta concretamente en 2012 contaba con 11 habitantes, pertenece a un conjunto de cuatro pueblos del Valle de las lomas (Valdelomar), los otros también tienen un patrimonio de interés, como San Martín y San Andrés.

En la parte más alta se encuentra la iglesia de Santa Leocadia, que no encontramos abierta, está ubicada en un promontorio arenisco rodeada de la necrópolis de la alta edad media. El paisaje que se ve desde la Iglesia es muy bonito quedando frente al páramo de la Lora, esta fue una de las necrópolis que si encontramos.

4. Susilla

Otra localidad pequeñita es Susilla, que cuenta con una iglesia del siglo XVI con antecedentes góticos y está considerada como una de las más bonitas de todo Valderredible, siendo conocida como la catedral del valle, aunque no pudimos ver el interior por encontrarse cerrada. También destaca una torre fuerte del siglo XVII y un humilladero de las ánimas, que por cierto hay muchísimos en todos los pueblos.

Antes de llegar al pueblo se encuentra el conjunto alto medieval de Santa Maria de Peñota donde se encuentra una necrópolis rupestre y restos de la ermita de Santa María de Peñota. Además, en este lugar hay también una serie de trincheras construidas durante la guerra civil.

Para llegar no está bien señalizado, hay un camino en la carretera a la izquierda donde si lo indica pero ni se puede aparcar ni nada, después hay que investigar por esa zona, desde las flechas hay que seguir recto y de frente está el montículo y la necrópolis está en lo alto. No sabemos si desde el pueblo se llega también porque nosotras fuimos por este camino.

Por los alrededores del pueblo destaca también una cueva denominada Peña Horacada con un bonito hipogeo, (que no vimos) y la casa la pastiza un centro de interpretación que pretende mostrar al visitante la importancia de la ganadería y la agricultura en la vida cotidiana del valluco y su evolución a lo largo de los años.

En el mismo pueblo cuenta con un área recreativa con mesas y columpios muy pequeñito por si vais con niños.

Buscando las trincheras y necrópolis

5. Villanueva de la Nía

Villanueva de la Nía, es una de las cabeceras comerciales del valle, junto a Polientes y Ruerrero y que conserva un rico patrimonio histórico con ejemplos de arquitectura tradicional, con algunas casas que muestran blasones heráldicos y restos medievales, pero el elemento más destacado es su iglesia, que domina el pueblo y que es una de las joyas del románico del valle, por la calidad de los elementos románicos que conserva.

También, cuenta con una cueva rupestre, que no vimos, denominada «La Quintana» ubicada a un kilómetro más o menos al sureste del pueblo, en una zona muy frondosa.

Se puede hacer además, la ruta del Mardancho SL-S 33 que es muy buena opción para conocer el entorno del pueblo y que consiste en un circuito sencillo y bonito a lo largo del arroyo Mardancho, y conocer así Villanueva de la NíaSusilla.

***NOTA: Pasando Villanueva de la Nía llegamos a una rotonda donde cambiamos de carretera y seguimos por la CA-272 dirección Polientes, algún tramo cambia a carretera de Burgos y seguimos por ella, parando en los pueblos, hasta llegar a Ruerrero.

6. La Puente del Valle

Esta localidad también nos sorprendió porque nos pareció muy bonita y con muchas cosas para ver. En primer lugar cuenta con excelentes ejemplos de arquitectura popular y gran cantidad de tejadillos, portalones, colgadizas, arcadas, varias casas con cubiertas a cuatro aguas y huertos seculares.

También cuenta con el centro de interpretación de la Piedra en Seco que se ubica en la antigua casa rectoral y ofrece una gran exposición sobre esta técnica constructiva frecuente en el paisaje rural de Valderredible, como los chozos pastoriles, muros y cierros de fincas, etc. además de mostrar también otras partes de España y Europa. Es de entrada gratuita.

Junto al Centro de Interpretación se encuentra la iglesia parroquial de San Roque y Santa María, bello edificio barroco del S.XVIII, que alberga varios retablos de interés, pero no la encontramos abierta.

En La Puente del Valle se encuentra el conjunto rupestre de San Pantaleón, un yacimiento arqueológico que abarca su ocupación humana desde la Prehistoria hasta el final del Medievo y cuenta con una iglesia semirupestre con impresionante necrópolis, con tumbas antropomorfas y arcosolios, tumbas de lajas, y sarcófagos del S.XIII.

Para llegar a ello hay que pasar el puente sobre el río Ebro donde además encontraremos restos del “Molino del Puente” y el humilladero de las ánimas, del S.XIX. Si te quieres dar un chapuzón pasando el puente a la derecha hay un pequeño lugar que no lleva tanta fuerza, aunque el agua está turbia, nos dijeron que allí se baña la gente aunque no encontramos a nadie.

Es un pueblo para pasear, bien sea para buscar el conjunto rupestre como hacer algún paseo por el río o llegar hasta la vecina Quintanilla de An que cuenta con la iglesia de San Miguel, de gran importancia en el patrimonio histórico-artístico de Valderredible.

7. Campo de Ebro

Siguiendo la carretera el siguiente pueblo de parada obligada es Campo de Ebro que contiene un interesante patrimonio histórico-artístico, de visita obligada la Iglesia Parroquial de San Millán, que tampoco estaba abierta. El edificio actual es una muestra del barroco rural del S.XVII que se asienta sobre un templo románico primitivo, del que se conserva la pila bautismal.

Detrás de esta Iglesia se encuentra la ermita rupestre, declarada Bien de Interés Cultural en 1985 y que representa otro ejemplo de este tipo de arquitectura altomedieval asociada al proceso de repoblación, siendo una capilla excavada en arenisca de una sola nave. A mi es una de las que mas me gustan.

También puedes ver uno de los mejores molinos harineros que se conservan en el valle, los interesantes ejemplos de arquitectura tradicional y bellos huertos del caserío. Como en el resto de pueblos, puedes realizar paseos por el curso del Ebro, incluso para acercarte a los pueblos cercanos.

8. Polientes

Y llegamos a Polientes, la capital de Valderredible que tiene una bonita puebla vieja, aunque nosotras sólo paramos en la zona del río, ya que sino no nos iba a dar tiempo a terminar de ver las ermitas rupestres que nos faltaban.

Podéis visitar el pueblo ya que en la puebla vieja se conservan la casas con la arquitectura típica popular, con alguna casona solariega y blasones heráldicos. También cuenta con el Museo Etnográfico donde conocer las características de la cultura, costumbres locales o el folclore de Valderredible. También de interés la iglesia de San Cristobal y el humilladero de las ánimas situado en las afueras del pueblo.

De la existencia de molinos harineros todavía se mantiene uno que está destinado a hotel – restaurante, y que se ve desde el otro lado del río porque tiene pintado un mural de Okuda. En frente del molino y dejando atrás el pueblo hay una zona de ocio y baño, que cuenta con un chiringuito y juegos infantiles.

9. Ruerrero

Ruerrero es junto a Villanueva de la Nía y Polientes otro de los pueblos importantes del valle. Seguimos con pueblos con casas de arquitectura popular y este además cuenta con una  torre medieval, declarada Bien de Interés Cultural en 1992, y aunque está parte en ruinas es una muestra de la arquitectura militar de finales de la Edad Media. Al estar sobre un otero, hace también de mirador sobre la zona. También conserva un bonito puente medieval.

Maíces en Ruerrero

Además, no te pierdas la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, del S.XVII, y la antigua ermita de San Roque, que ha sido reutilizada como cementerio.

Otro pueblo que cuenta con muchos atractivos, nosotras solo paramos en la carretera porque ya habíamos estado, pero queríamos ver un mural de OKUDA pintado en el año 2018 como homenaje a sus gentes. El mural se encuentra en la misma carretera que atraviesa el pueblo, se ve enseguida. Mas información sobre Ruerrero aquí.

En este pueblo también podrás encontrar alojamiento y algún restaurante como «Restaurante Puri» que fue donde comimos en otra ocasión que estuvimos.

**Antes de llegar a Ruerrero la carretera CA-274 sigue hacia la izquierda dirección Riopanero, otra localidad de interés donde se encuentra el centro de interpretación del Monte Hijedo, visita muy interesante pero que a nosotras no nos dio tiempo ¡Es que tiene muchas cosas la zona! Debemos continuar por la CA- 275 que atraviesa Ruerrero.

10. Cadalso

Un pequeño pueblo que cuenta con una original ermita rupestre de la virgen del Carmen, aunque se cree que también estuvo dedicada a San Cipriano. Como las otras, está tallada en la propia roca arenisca que pudo haberse utilizado como retiro ascético en el siglo IX. También cuenta, por los alrededores, con una necrópolis rupestre de la que se conservan varias tumbas antropomorfas.

Esta ermita está situada justamente en la carretera CA – 275, en el lado izquierdo dirección Orbaneja del Castillo y es la única visita que hicimos en el pueblo. Aunque está cerrada es interesante verla por fuera, y sorprende mucho verla tan cerca de la carretera.

11. San Martín de Elines

Este pueblo es más famoso por contar con la Colegiata de San Martín de Elines, una de las 4 colegiatas románicas de Cantabria y por lo tanto más visitado que el resto de pueblos.

El acceso es por carretera estrecha, con mucho encanto cerca del río y con un paisaje muy bonito como el de los otros pueblos, pero este sobresale por la imagen de la Colegiata que es el monumento más importante de Valderredible y contiene entre otras cosas, las únicas pinturas románicas de Cantabria situadas en la parte interior del ábside.

El recinto del claustro se ha organizado como museo donde hay varios interesantes sepulcros de abades. El más importante es el llamado «Sepulcro del Caballero Peregrino», de estilo gótico.

No se pueden hacer fotos en el interior y es gratuita la entrada. Suele estar abierta todo el año pero llegamos en hora que iba a comenzar la misa por lo que la pudimos ver bien.

En San Martin de Elines también encontramos alojamiento y restauración, precisamente había unas terrazas con vistas a la colegiata, en una plaza con mucho encanto.

12. Arroyuelos

Y frente a San Martín de Elines encontramos un desvio a Arroyuelos, donde fuimos para visitar la última ermita rupestre de la excursión y sin duda mi favorita.

Está considerada como una de las ermitas rupestres más destacadas y espectaculares de Cantabria, la iglesia rupestre de los Santos Acisclo y Victoria, donde parece ser que predicó el cristianismo San Millán. También fue declarada bien de interés cultural en 2004, y está excavada en roca arenisca, como las que hemos visto hasta este momento. Conserva prácticamente intacta su estructura original y en los alrededores se encuentra una necrópolis rupestre con varias tumbas antropomorfas.

Se llega directamente con el gps, esta no tiene pérdida y además hay un pequeño parking acondicionado donde dejar el coche. Según llegamos podemos dejar el coche a la derecha y vemos el cartel de la ermita que queda escondida a la izquierda y una vez que la encontramos ¡sorpresa!

Imagino que siempre esté abierta ya que yo las dos veces que he ido la he podido ver por dentro y con una diferencia de muchos años, además en esta ocasión ya era tarde, mas de las 8 y nos sorprendió verla abierta.

Como ya no nos iba a dar tiempo a visitar Villaescusa de Ebro que tiene una ermita rupestre para buscar, una cascada espectacular que nos imaginábamos que no iba a tener agua, como la vez que la vimos en abril, decidimos volvernos para Santander por el escudo ya que se pasa por la maravillosa cascada de Orbajena del Castillo.

12 + 1. Orbaneja del Castillo

Para finalizar la excursión lo más bonito es ir hacia Orbajeja del Castillo que está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Burgos, y declarado Conjunto Histórico Artístico.

Para llegar a el desde Cantabria se pasa por las Hoces del Ebro, y por una carretera espectacular que merece la pena, aunque es bastante estrecha. Cuando llegas a Orbaneja, en el lado derecho de la carretera hay varios parkings para dejar el coche, aunque suelen estar a tope, en esta ocasión pudimos aparcar bien.

La cascada queda a la izquierda de la carretera siguiendo dirección el escudo, es un paisaje espectacular formado por la cascada y unas pozas que dan ganas de bañarse pero parece ser que está prohibido.

Para ver el pueblo hay que subir muchas escaleras a lo largo de la cascada, que merece mucho la pena, aunque en esta ocasión la vimos con menos agua que en nuestra visita en abril, cuando viene a tope sobre todo si ha llovido mucho en invierno.

Y así finaliza una maravillosa excursión por Valderredible totalmente recomendable, y aunque ya había estado, han pasado 12 años y en esta ocasión me ha parecido mucho más bonito que el recuerdo que tenía, que sólo me acordaba de las ermitas rupestres.

Ubicación

Os dejo el mapa que me hice para seguir la ruta, aunque hay más cosas que las que al final visitamos por que no dio tiempo. Espero que os sea útil igualmente.

Información Práctica

Alojamiento

Yo no me he alojado en la zona, aunque me lo han recomendado para poder ver todo ya que es una ruta de 50km, así que os dejo el mapa de la zona.

Booking.com

Donde comer

La única vez que he comido en Valderredible ha sido en restaurante Puri, en Ruerrero. Un sitio de comida casera tradicional, os dejo aquí las valoraciones. Si necesitas más información de donde comer en Cantabria echa un vistazo al siguiente post.

Más de CANTABRIA

Tengo mucha información ordenada por zonas si buscas algo especifico, puedes buscar en el blog el menú de Volando a Cantabria y ¡descubrirás mil planes!

Si tienes alguna duda o sugerencia déjame un comentario o puedes escribirme a info@volandodesdesantander.com

¡¡¡Ahh!!! y comparte en tus redes sociales si te ha gustado ¡¡por fa!! ¡Muchas Gracias!

Written By
More from Puri Monroy

Como visitar la Playa de las Catedrales – Lugo

Uno de los monumentos naturales más famoso de Galicia es «la Playa...
Read More

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *