Donde comer en Cantabria: Restaurantes favoritos de blogueros e igers Cántabros.

Uno de los sectores más afectados por la crisis de la Covid – 19 ha sido el turismo, que se ha visto gravemente sacudido y todavía no sabemos como será en un futuro.

Por eso, varios blogueros e igers de viajes y gastronómicos cántabros, nos hemos unido para apoyar al sector turístico de Cantabria, y como ya hicimos con diversos videos sobre Santander y después sobre Cantabria, ahora le toca el turno a la hostelería y en este post os vamos a decir ¡nuestros tres restaurantes favoritos! Difícil elegir solo 3, pero aquí van nuestras propuestas, que se resumen en 45 restaurantes diferentes de toda Cantabria.

Aunque no todos vivimos en Cantabria, todos tenemos en común que somos cántabros, el amor por nuestra tierra y la presencia en las redes sociales donde la difundimos y mostramos, y que a todos nos gusta recorrer además de la tierruca, sus restaurantes. Y, ¡a quien no!

Foto: Restaurante el Muelle del Barrio Pesquero de Viajero Digital

Al principio de cada recomendación te voy a poner los enlaces a sus blogs y redes sociales para que no les pierdas de vista, créeme que todos merecen mucho la pena. Y al final de todo un mapa con todos los restaurantes para que los localices más rápido, y ahora, ¡a disfrutar!

Leticia de Aprendizaje Viajero

Crecí rodeada de platos de cuchara, raciones a rebosar, olores tradicionales y materia prima de calidad. Pilares, para mí, fundamentales en la gastronomía de Cantabria. Por eso quiero compartir contigo 3 restaurantes que para mí definen a la tierruca:

La Casona de Nori, Collado de Cieza

Es uno de esos restaurantes que se ubica en una casa tradicional cántabra con una gran balconada llena de flores. Venir aquí es como comer en casa de la abuela: primeros contundentes y segundos en los que, pidas lo que pidas, habrá huevo y patatas (por si te quedabas con hambre).

Bar Cuesta, Cerrazo

Debo confesar que este es de mis favoritos en Cantabria y uno también de los más famosos, y es que siempre está hasta la bandera. Su secreto reside en platos a precios muy asequibles y productos de buenísima calidad. Los platos de carne (chuleta, solomillo, escalope…) y pescado (lubina, dorada, merluza…) cuestan todos 12 €. Aunque jamás me olvidaría de sus raciones: rabas, pimientos rellenos, chipirones encebollados… Eso sí, no te pases pidiendo porque las raciones son para 2 o 3 personas.

Restaurante La Solana, Bárcena Mayor

Si quieres probar el plato de cuchara estrella en Cantabria, el cocido montañés, tienes que venir aquí. De hecho, La Solana recibió el premio de la prensa regional al mejor cocido del año 2019. Y doy fe, está espectacular. Además, se encuentra en el pueblo de Bárcena Mayor, el más antiguo de Cantabria.

Por cierto, que no se te olvide reservar en ninguno de estos 3 restaurantes.

Belén y Moncho de Cantabria Inusual

Cuando salimos a comer por la región, al menos en mi caso, intentamos, obviamente, comer bien, y tener algo de exclusividad. Claro está que, haciendo públicas tus preferencias, pierdes algo de esa exclusividad, pero ¿quién no disfruta compartiendo lo bueno?

En nuestro blog, queremos mostraros rincones inusuales de nuestra maravillosa región, que a buen seguro os sorprenderán. Y como a una buena visita siempre le tiene que acompañar una buena mesa, rematamos nuestras excursiones compartiendo mesa y mantel con los amigos que acostumbran a acompañarnos. Con lo bien que se come en Cantabria, seleccionar tres locales es una tarea muy difícil. Podría enumerar 300 restaurantes maravillosos, casi sin pestañear.

El Solar de Bujadas, Suesa

¿Es el Solar de Bujadas un restaurante, una casa de comidas, un local de eventos? No es nada de eso y lo es todo. Es inclasificable, es único. Patrito ha restaurado una casa solariega en Suesa, en las que ofrece comidas, cenas personalizadas, clases de cocina, todo bajo demanda, para cualquier número de comensales y cualquier día de la semana.

La Nogaleda, Ruente

Un lugar imperecedero, al que me tengo que acercar regularmente, casi por necesidad vital, para comer sus alubias, deshacer un trozo de su chuletón en la boca, o disfrutar de la amabilidad de su personal.

La Coteruca, Gandarilla

Es de esos secretos a voces que aún resisten en Cantabria, como los irreductibles galos en su aldea. Una cocina sensata, muy honesta, sin grandes aspavientos, y a un precio inigualable. No se lo digáis a nadie

Monty de Comiendo con Monty

Comiendo con Monty es compartir experiencias. Me gusta comer bueno y barato, y yo después comparto mi experiencia en el blog. No soy crítico gastronómico. Aparte, también hablo de social media orientado a la hostelería y a la restauración. Os dejo los tres restaurantes que he seleccionado:

Octubre, Reinosa.

Calidad por los 4 costados. Comida de kilómetro 0. Un menú espectacular a un precio increíble.

Los Pasiegos, Hoznayo.

Un menú bueno, bonito y barato. Calidad en los ingredientes. No olvidar tomar sus quesadas o sus helados artesanales.

Las Piscinas, Villacarriedo.

Un lugar que te sorprenderá. Un sitio con mucho encanto. No es barato pero la comida es sobresaliente. Si vas en temporada de caza alucinarás. El dueño sabe de vino lo que no está escrito.

Jesús de El Mule Carajonero

Me dedico a promocionar la cultura gastronómica de Cantabria desde hace 14 años. Llevo una lista de unos 900 restaurantes de la comunidad y recojo información sobre toda la artesanía gastronómica tradicional: queserías, bodegas, ganadería, etc…

Los restaurantes que en mi opinión representan diferentes estadios de la cocina en Cantabria, incluyendo el entorno en el que se encuentran son los siguientes.

Annua, San Vicente de la Barquera

Un restaurante con dos estrellas Michelin, una ubicación única en medio de la ría y donde puedes disfrutar de dos tipos de cocina, de vanguardia en Annua y de mercado en Nácar (la terraza del restaurante).  Con Oscar Calleja, chef o artista, difícil elección, acompañado de Elsa Gutiérrez, su jefe de sala, un binomio sin igual.

La Taberna de Bustablado, Arredondo

Un lugar para disfrutar de la cocina de montaña, sus jornadas de la matanza son realmente caseras y representativas, y el entorno también. El paseo hasta la Capital del Mundo (Arredondo) tiene premio, tanto por las vistas como por la comida que vas a disfrutar.

El Hostal, Oruña de Piélagos

Para el final os dejo a mi chef preferido del panorama actual, Gustavo de El Hostal. El tandem instalaciones y cocina no tiene igual, una casona dividida en comedores, uno principal y varios privados, y un jardín sin igual para comer en verano. Su cocina es tradicional y elaborada.

Regi y Juanra de Imanes de Viaje

Santander y todo Cantabria está repleto de pequeños placeres gastronómicos. Nos encanta la gastronomía cántabra y, por eso, os hacemos una propuesta de 3 de nuestros restaurantes favoritos. ¡Espero que lo disfrutes!

Olivia, Santander

Si te gusta la comida internacional y en especial la fusión de dos de las gastronomías más famosas del mundo, la japonesa y la peruana, no te puedes perder este local de moda en el centro de Santander. La comida fusión de este bar está deliciosa y tiene unos cócteles de muerte.

La Dársena, Suances

Hay un lugar en la costa de Cantabria al que nos encanta ir, especialmente en verano, y es que la terraza de la Dársena, en Suances. Este bar está especializado en arroces y mariscos, pero todo lo que pidas en la carta está de muerte. Especialmente tenemos debilidad por las zamburiñas.

Marisquería Casa Jose, Santander

Como buenos santanderinos nos encanta comer los pescados y mariscos más frescos del cantábrico. Y una buenísima elección en Santander relación calidad-precio es Casa Jose. Se encuentra en el Barrio Pesquero de Santander, un barrio con solera que es todo un referente en la capital. Las raciones son muy amplias y la calidad muy buena.

Elisabet de Llévame a Italia

Cántabra de nacimiento y de corazón. Desde hace unos 7 años me junté con Michi (italiano) y claro, además de llevarme a vivir a Italia con él, me ha hecho probar algunos restaurantes italianos de la región. Nosotros hemos seleccionado los que para nosotros son los tres mejores restaurantes italianos de Cantabria ¡Vamos a ellos!

Il Boccone, Santander

Si estás por la capital, entre tus visitas no puede faltar este restaurante. El simpatiquísimo dueño genovés, te sabrá guiar entre los numerosos platos italianos. Realizan la pasta ellos mismos, y como buenos genoveses, ¡también el pesto! Además de bueno ¡es económico! ya que proponen menús fijos por debajo de 10 €, y lo mejor, ¡con una excelente calidad! Te aconsejamos probar cualquier plato de pasta ¡una delicia!

Pizza per tutti, Suances

¡La mejor pizza de la región! De hecho, posee todos los factores necesarios para ser una pizza de 10: ligera, crujiente y con una buena cantidad de ingredientes. Los productos utilizados son de primera calidad y muchos llegan incluso de Italia. Otro de los factores imprescindibles para que sea una verdadera pizza italiana es el horno de leña, ¡y también lo tienen! Además de esto, tenemos que destacar la amabilidad del personal y del dueño ¡que además es italiano! ¡Super recomendable!

Pizzeria Vittorio, Santander

¡Un auténtico restaurante italiano! Económico, acogedor, limpio… ¡la verdad es que no le falta nada! Vittorio lleva más de 10 años en España, pero no ha perdido el gusto y el saber hacer en la cocina. Su pizza es exquisita, ¡pero no sólo!, prueba cualquiera de sus platos, ¡te sorprenderán!

Irene de Los Viajes de Zanahoria

Comer es otra manera de conocer la cultura y la idiosincrasia de un lugar. Por eso, cuando recomiendo sitios para comer en nuestra región, pienso en restaurantes que ofrezcan platos y productos representativos de nuestra tierruca: platos de cuchara, postres y marisco con los que disfrutar del sabor de Cantabria.

Bodega Fuente Dé, Santander

Los cocidos son el alma de este sitio de comida tradicional en una de las calles con más solera de Santander: Peña Herbosa. Hace poco han ampliado el local y ahora cuentan con un comedor anexo. Los platos de cuchara son abundantes y baratos, y los que nos hemos criado a un par de manzanas sabemos que está a rebosar cualquier día de la semana, por lo que es mejor reservar. Lo mejor: el cocido montañés, el té del puerto y el queso picón (me chifla, lo traen de Potes y también se puede pedir al corte para llevar).

Restaurante La chulilla, Santander

Uno de los barrios más humildes y con mayor arraigo santanderino es el Pesquero. Entre la bahía y la entrada principal de la ciudad, es un lugar tranquilo y lleno de ropa secándose al sol en los tendales. La especialidad de por aquí es, naturalmente, el pescado y las paellas de marisco. Mi favorita la sirven aquí, en este restaurante de trato familiar y precio moderado.

Casa Frutos, en Vega de Pas

Con su gran balcón sobre la plaza principal del pueblo, es un sitio perfecto para darse un buen homenaje después de explorar el cercano Túnel de la Engaña o los Valles Pasiegos. Si queréis conseguir mesa, más os vale llamar con días de antelación o ir sobre la marcha y hacer acopio de paciencia. El cocido montañés, las carrilleras y la quesada pasiega bien merecen un empacho.

Sara y Juan de Pareja Viajera

Además de viajar, otra de nuestras grandes pasiones es comer. Siempre buscamos lugares donde poder disfrutar de la gastronomía local, asi que aquí os dejamos algunos de nuestros restaurantes favoritos de nuestra tierruca ¡solo de escribirlo se nos hace la boca agua!

Casa Lamadrid, Cahecho

En pleno corazón del valle de Liébana es uno de nuestros restaurantes favoritos para poder degustar el típico cocido lebaniego y disfrutar de las carnes con denominación de origen de Cantabria. Además desde su comedor se tienen unas vistas increíbles del valle y de los Picos de Europa ¡una imagen que enamora!

La Bodega de Sidro, Suances. (Frente a la playa de la Ribera)

Es uno de los locales con más tradición y solera de la zona, vamos un clásico. Si queréis comer buen pescado o marisco fresco y recién salido de la lonja esta es vuestra mejor opción. ¡Ya veréis que rico todo!

Cadelo, Santander.

Es uno de los restaurantes más solicitados de Santander. La carta, que fusiona la cocina asiática y de autor, no es muy amplia pero a pesar de ello cuesta mucho elegir ¡todo está buenísimo! En nuestra mesa nunca faltan las zamburiñas al bloody mary y sus alitas picantes estilo coreano ¡cuidado porque son adictivas! Un consejo, pedid para compartir y así podréis catar todo.

Rubén de Rundrack

Torrelaveguense afincado en Madrid, pero volviendo siempre que se puede a la tierruca y perdiéndome entre sus maravillas, como en este caso, nuestros maravillosos restaurantes de Torrelavega. ¡Embajador de mi ciudad y de mi comunidad a tiempo completo y de todo lo que ofrecemos! 

Restaurante 2 Valdeses – Torrelavega

Situado en el centro. Un restaurante donde su carta de presentación empieza con la decoración del local: todo cuidado hasta el minimo detalle y preparados para embriagarte desde que das el primer paso.

Ofrecen dos tipos de menú uno de 15€ y otro de 25€ con gran variedad de platos cada uno de ellos. El de 15€, incluye la bebida, donde la camarera normalmente os ofrece la botella entera sin coste adicional. El menú consta de primero, segundo y postre o café. Platos con producto de calidad y muy bien cocinado y presentado.

Recomendaciones: como entrantes los huevos camperos con patatas y salsa trufada. Dentro de los pescados: la trucha salmonada en salsa americana con berros me enamoró y como fan de las carnes: solomillo de cerdo con hojaldre de TORRELAVEGA (obviamente era un must si o si y no decepciona), la carrillera ibérica y el entrecot de vaca adulta con patatas y pimiento. Por último de postre, y como fan del hojaldre de mi ciudad: tarta de hojaldre de Torrelavega, así como pastel del Besaya.

Mundo Canalla, Torrelavega

Por empezar comentando, tanto los camareros como el dueño siempre me han atendido de una manera ejemplar y ha sido una experiencia divertida. Sí, divertida, porque tanto si les pides recomendaciones como si quieres que sean participes de tu conversación siempre lo hacen con una sonrisa y aconsejándote platos en función de tus gustos. Aparte de eso, que ya va diciendo mucho, vamos al meollo de la cuestión.

Entrantes: tenéis una variedad media de ellos, aunque soy especialmente fan de las croquetas de boletus, foie y marisco, siempre que voy me las he de pedir. Además de estas pequeñas bolas de sabor, los langostinos en tempura también son muy recomendables.

Plato fuerte: las hamburguesas, y es que cada cual tiene su afición, y la mía sin duda es probar cada una de estas delicias. Mi apuesta personal es la Pícara (con un suave sabor italiano por la rúcula y la salsa de tomate) y la Traviesa (a base de buena costilla deshuesada) que no os va a dejar indiferentes. El resto de ellas también son bastante originales y sabrosas.

Postre: si llegáis a esta parte sin llenaros, la tarta de queso siempre es un buen acierto para rematar una cena increíble.

La Braña, Torrelavega.

Es la definición de: «en la sencillez está el gusto». Y es que os diré que aunque su carta es bien reducida, todas sus hamburguesas son un acierto. Con carne cántabra, pan artesano y patatas asadas el resto, como se suele decir, es historia.

Mis favoritas (aunque todas merecen la pena sin duda): la Pulled Pork con carne de cerdo deshilachada y después cocinada en salsa barbacoa con cebolla, y la Tudanca, la gran combinación de: carne cántabra + cebolla caramelizada + tomate + queso ahumado de la Pasiega. Fáciles, sencillas, para toda la familia, y chupándote los dedos.

Todo esto sin olvidar la gran estrella de la casa: toda la variedad de cervezas artesanales, comerciales, y de todas las texturas y sabores. Intentar describiros las que tienen supondría dedicar muchos párrafos sobre ellas, así que un consejo: cada vez que voy pruebo una o dos diferentes y me dejo guiar por los expertos. ¡Y que la suerte nos acompañe! También tienen pizzas, pero he de decir que no he probado nunca ninguna, perdiendome entre esas maravillosas hamburguesas.

Héctor de Tour Santander

Muy buenas lectores/as de este blog que lleva la buena de Puri. Aunque un servidor no tiene experiencia en estos temas, hace unos días se puso en la mesa la idea del post colaborativo sobre restaurantes de Cantabria y como no me gusta perderme un sarao aquí vamos con mi selección personal de 3.

Patiochico Bar & Picoteo, Santander

Situado en el centro neurálgico de la vida nocturna santanderina, en plena Plaza de Cañadío pero no, me explico; Se trata de un local moderno, acogedor y con encanto que sí, se encuentra en la plaza de Cañadío pero a la vez está en una de las esquinas, algo más apartado y con su terraza vallada independiente (de ahí el nombre). Es decir, que tienes todo el ambiente de la plaza pero la tranquilidad de tener tu rinconcito propio.

El trato es excelente, con una plantilla de esa que siempre tiene una sonrisa que regalar y que saben lo que te recomiendan. Menú del día, productos frescos, carta variada para todos los gustos y platos clásicos pero con una vuelta de tuerca, por ejemplo: croquetas de jamón ibérico, pero con compota de manzana. Relación calidad/precio/ración excelente. Apuntad esto: torrija de sobao.

Restaurante Pericote, Tanos

No hay pueblo como mi pueblo, ni barrio como mi barrio,…Como buen taniego no podía pasar la ocasión sin mencionar un restaurante de casa y el nº1 de Torrelavega según Tripadvisor a día de publicación de este post.

El Pericote es uno de esos sitios que desde que entras sabes que estás en un restaurante de profesionales, con todas las letras y en mayúsculas, y es que César, el dueño, tiene a sus espaldas una larga experiencia y estudios en el mundo de la hostelería y el turismo además de un cariño por su negocio y clientes como el que quiere a un hijo y un equipazo que sabe lo que hace. Ya sea por el ambiente, los productos, el servicio o el trato personalizado, es uno de esos sitios de los de pulgar arriba. Productos de la tierruca, platos con unas presentaciones de foto y consejos constantes de qué vino pedir, con qué acompañar qué cosa, etc. El Pericote no es una comida, es una experiencia.

Igual es el más caro de mis 3, pero merece la pena por lo que se ofrece. Además suelen contar con menús por si queréis probar un poco de todo. Cualquier plato es un acierto, pero imperdonable no probar las carnes, la que sea, son unas piezas únicas como bien hacen ver en sus redes sociales.

TBO Food & Games, Santander

Aquí seguro que vamos a romper los esquemas con el resto de restaurantes. ¿Os gustan los sitios diferentes? ¿Buscáis un sitio para toda la familia o a pasar la tarde con los amigos? ¿Sois un poco frikis y os gustan los juegos de mesa? TBO es vuestro sitio. Este restaurante de Santander tiene una carta muy variada de Hamburguesas, sándwiches, perritos, raciones, etc., llena de platos originales y diferentes a los de cualquier otro restaurante del estilo y hay que añadir la variedad de tartas y galletas caseras para postres y meriendas que cambian casi todos los días (salvo la de Nutella, esa tarta es fija). A tener en cuenta que hay opciones veganas, sin gluten para celíacos y gran control de alérgenos. El buen trato y simpatía tras la barra y una decoración temática estilo viñeta de cómic, lo hacen un lugar de fantasía para los que somos más frikis.

Y lo mejor para el final: ¡¡HAY UNA CARTA CON MÁS DE 300 JUEGOS DE MESA PRESTABLES PARA LOS CLIENTES TOTALMENTE GRATIS!! bueno gratis, con la consumición obviamente, pero sin precio extra. Eso sí con cuidado y tratándolos bien, que hay que devolverlo todo como te lo dan para seguir disfrutando de este sitio tan genial.

Muy recomendable la hamburguesa “Claudio Digo Claudio”, si os gusta la comida picante, y cualquier ración acompañada de la salsa secreta TBO, nadie ha conseguido que el dueño cuente la receta pero está de rebañar muy fuerte.

Vaquitas Viajeras

A las Vaquitas Viajeras les gusta visitar los restaurantes de la tierruca. Os proponemos 3 de ellos para que lo disfrutéis a lo grande.

La Magnolia (Santander, Suesa y Castro Urdiales)

Si vas a pasar un día de playa por la zona de Somo y Loredo, estás de visita por la zona más oriental de Cantabria o estás en Santander (increíble terraza interior), tienes que visitar La Magnolia.

Se definen como «cocina sencilla de inspiración española con algún guiño cosmopolita, bien elaborada, con buenos productos y sin pretensiones». Cuidando la decoración hasta el más mínimo detalle, te sentirás como en casa.

La Tavernetta (Bezana)

Si tienes un capricho y te apetece transportarte a la cocina italiana, no dudes en disfrutar de sus deliciosas pizzas hechas al horno, pasta, lasagna, risotto, carpaccio y mucho más.

El local es pequeño, así que nunca está de más reservar antes de llegar. También, puedes llamar para hacer un encargo y pasar a recoger tu pedido.

Bar-Restaurante Enrique (Ucieda)

Pero si lo que buscas es comida tradicional cántabra con los mejores platos de cuchara, carnes, pescados del cantábrico y postres caseros, ¡este es tu restaurante! Sin duda, el mejor cocido montañés que hemos comido en Cantabria.

Con más de 60 años de historia, podrás tomar unas cañas en su terraza mientras ves una partida de bolos en su bolera, que está justo en frente. ¿Se te ocurre un plan mejor?

Bea y Esteban de Viajando Juntos

Cantabria tiene fama por su buena gastronomía, y es que en el norte tenemos suerte de tener toda la variedad de productos frescos y de calidad en nuestra propia tierra. Si venís a Cantabria, hay una serie de platos que  no os podéis perder, como el cocido lebaniego, el cocido montañés, un sobao o una rica quesada además de probar nuestras carnes y pescados únicos. Eso si, si venís a Cantabria olvidaos de la operación bikini.

Os vamos a recomendar 3 de nuestros restaurantes favoritos de Cantabria, cada uno con una cocina diferente que merece mucho la pena, y además sin hacer sufrir mucho a nuestra cartera, así que, ¡empezamos! 

Bodega Antonio, (Santander)

Si tenemos que elegir un restaurante en Santander, sin duda nos quedamos con la Bodega Antonio. Ni se ya la cantidad de años que llevo disfrutando de su rica comida. Se trata de un lugar de toda la vida, regentado de forma familiar, con menú del día y carta. Pero lo mejor, es que tienen el mejor menú mejicano de toda Cantabria y a muy buen precio. Muy recomendable para comidas de grupos ya que el servicio es muy rápido.

El Castillo (Santillana del Mar)

Situado en uno de los pueblos más bonitos de Cantabria que no puedes dejar de conocer si vienes a la tierruca, concretamente en la Plaza Mayor de Santillana con vistas al Ayuntamiento y a la Torre de Don Borja. Ideal para comer unos pinchos estupendos, ricas hamburguesas (la de chuleta de vaca pinta con queso de nata es algo de otro mundo), picar algo a la carta o elegir entre sus dos menús del día (entre 15 y 28€). 

El Cenador del Capitán, (Potes)

Nos trasladamos a la bella localidad de Potes, en plenos Picos de Europa. Situado junto a la torre del Infantado, se trata de uno de los lugares en los que además de degustar unas ricas raciones, podrás degustar una de las mejores carnes que nosotros hemos probado en Cantabria, sin duda el entrecot de buey tudanco es algo que no puede dejar pasar si eres amante de la carne, además a buen precio comparado con otros lugares (70€/kg).

Luis de Viajero Digital

En mi blog me dedico a compartir mis viajes por España, como viajero senior con espíritu millenial que soy. Disfruto con la gastronomía local, con productos de cercanía y descubriendo rincones cercanos. Mi lema es “Viajar conectados y conectando”.

Bodega la Montaña, Santander

Restaurante de toda la vida, un valor seguro, fundado y regentado por nuestra amiga la lebaniega Pilar Velarde. Aquí puedes degustar una cocina de productos de la tierra, con un toque de fusión y una muy cuidada presentación, con muy buena relación calidad/precio. Te recomiendo probar tanto su cocido montañés, como el lebaniego, varias veces premiados en el Concurso de Pucheros de Cantabria. También es un lugar muy adecuado para picotear en la barra a la hora del aperitivo, o tomar su ya famoso pinchopote.

El Muelle del Barrio Pesquero, Santander

Ubicado en el Barrio Pesquero, es un restaurante de cocina marinera de mercado, al frente del cual está Valentín González. Está especializado en pescados salvajes y mariscos de km. 0, a buen precio y con buenas cantidades. Pero en lo que más se distinguen de sus vecinos del barrio es que son verdaderos especialistas en arroces al momento, elaborados al caldero. Su paella figura entre las 50 mejores del mundo, y para mi, que vivo en el Mediterráneo, es uno de los mejores arroces que he probado en toda la cornisa cantábrica.

Hostal Remoña, Liébana

En la comarca de Liébana, en el valle de Camaleño (Liébana), se encuentra este hostal rural gestionado por la familia Prellezo Rábago. Olvídate de florituras, porque aquí vas a comer de verdad. La excelente calidad de materias primas de km. 0, y el buen saber hacer de su cocinera, permiten que disfrutes de la comida tradicional lebaniega a cuerpo de rey. El olor de su cocido lebaniego levanta a los muertos, y su sabor les eleva a los cielos. Por algo ha sido premiado varias veces. Déjate aconsejar por Jesús o Montse, que te ofrecerán los mejores productos, elaborados al modo tradicional. Mención aparte merecen sus postres caseros, es un verdadero problema tener que elegir solo uno, así que lo mejor será pedirse un surtido para compartir. Y como colofón, un buen chupito de orujo lebaniego.

Puri de Volando desde Santander

Como a todos, me encanta ir a probar restaurantes nuevos, en especial si tienen algún encanto o decoración diferente, por eso han sido estos 3 los que he seleccionado, queriendo variar un poco, carta, menú del día y hamburguesería. Todos ellos con productos de calidad y opciones sin gluten.

La Ventana, San Román – Santander

Es un restaurante ubicado en una antigua casa de indianos, esta situado muy cerca de la costa quebrada, a las afueras de Santander. Un restaurante acogedor dividido en varios espacios y una carta extensa que cuenta con carnes de calidad, pescados, arroces, etc. y los típicos entrantes cántabros como las rabas, anchoas o pastel de cabracho. Restaurante con encanto y productos de calidad.

La Yaya Company (Barrio la Iglesia), San Mames de Meruelo

Este restaurante esta ubicado en una casona rústica decorada muy bonita y ofrece cocina creativa y de mercado. Utilizan productos que utilizaba «su yaya» es decir los que se cultivan por los pueblos cercanos o se pescan en la costa Cántabra. Tiene un menú diario bastante bien de precio para la calidad de los platos (15€ y 22€ Fin de semana). En resumen, un local muy bonito acompañado de platos con productos de calidad.

Irons Grill, Somo – Santander

El primer Irons Grill fue el de Somo que es un local de hamburguesas gourmet que además de ser de calidad, el local está decorado en plan vintage con muebles antiguos (años 70 – 80) (foto de portada) y platos de duralex. ¡Hasta la cuenta te la traen en una caja de casette antiguo! Tienen opciones sin gluten en prácticamente todo, también en sándwiches, y una terraza pequeña con encanto en la parte de atrás. Así de momento no lo parece pero hay que entrar para descubrirlo. La pega es que en invierno solo abren los fines de semana, como muchos locales de Somo.

Felipe de Wagon On The Road

Amante del asfalto y las carreteras secundarias, sin duda lo que más me gusta es viajar en furgoneta y poder improvisar los lugares que visito. Otro lujo es poder parar en algún restaurante, taberna o mesón donde comer bien y visitar el pueblo o sus alrededores. 

Estos son algunos comedores que encontramos en nuestras escapadas turísticogastronómicas por la tierruca y que nos sirven para cargar la despensa de la furgo.

Restaurante Casatablas, Soba

Un lugar famoso por su menú del día casero, generoso y buen precio. Un sitio perfecto para comer productos de matanza, legumbres y postres caseros, además en el bar se puede comprar embutidos para llevar que ellos mismos elaboran.

 Casa Cofiño, Caviedes

Cofiño es uno de esos restaurantes que todos quisiéramos tener cerca para visitar asiduamente. Famoso por su cocido montañés, raciones generosas o sus platos simples de toda la vida (huevos patatas y lo que más te guste chorizo, morcilla, etc…) También hay una bar-tienda de productos cántabros (quesos, embutidos, vino, etc…) 

Mesón Los Robles, Sarón

Que bien sienta una buena tabla de “Mar y Tierra” elaborada y generosa después de hacer una ruta por la tierruca o pedir unas ricas raciones caseras y terminar con un postre de la casa.

Restaurante Casatablas – Soba

Ubicación

*TIP: Pinchando en cada ubicación te sale toda la información del restaurante y como llegar. ¡Incluso el bloguero que lo recomienda!

¡Y esto es todo! Espero que hayáis leído el post con el estómago lleno. ¿A que os dan ganas de empezar a llamar para reservar?

Tengo que advertir que este post está hecho en la crisis del coronavirus y que a lo mejor alguno de ellos todavía no está abierto o incluso haya cerrado, esperemos que esto último no ocurra con ninguno, pero de todas formas iré actualizando sobre la marcha.

Muchísimas gracias a todos mis compañeros por haber querido colaborar conmigo en mi humilde blog, ha sido todo un honor y como siempre muy divertido, y todos, mas o menos expertos, queremos mandar mucho ánimo a todos los hosteleros. Entre todos lo conseguiremos y esperamos vernos muy pronto para compartir momentos ¡POR LOS RESTAURANTES DE CANTABRIA!

Written By
More from Puri Monroy

30 Cosas que ver y hacer en Zaragoza en 3 días

Una super oferta de hotel hizo que aprovechásemos la ocasión de conocer...
Read More

4 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *